Artrosis Cervical

Artrosis Cervical Ejercicios

La Artrosis Cervical es un resultado común del envejecimiento. Los discos amortiguadores entre las vértebras de la columna vertebral y la parte superior del cuello pierden elasticidad. En respuesta, el cuerpo genera depósitos óseos en las vértebras. Los médicos creen que los depósitos ayudan a estabilizar la columna vertebral y proteger los nervios que la recorren.

Estos crecimientos óseos (característicos de la Artrosis Cervical) a menudo pasan desapercibidos, pero la mitad de las personas presentan dolor y experimentan una reducción en su rango de movimientos. Una rutina de ejercicios bien planificada puede reducir los síntomas de la Artrosis Cervical.

Realice estos ejercicios y estiramientos básicos para tratar el dolor. Recuerde que es recomendable consultar a su médico antes de comenzar un plan de ejercicios. Tome entre 10 y 15 minutos al día e ir a través de toda la rutina para el máximo alivio.




Para cada uno de estos ejercicios para el cuello, usted debe estar cómodamente sentado con los hombros, el cuello y la mandíbula lo más relajados posibles.

  • Doblado del cuello: Sentado o parado, mantenga el cuello recto. Ahora doble el cuello hacia un costado, manteniendo la vista al frente, hasta que no se sienta un poco de alivio en el dolor de cuello. Asegúrese de que su cuello no se mueva hacia atrás o hacia adelante. Comience doblando el cuello hacia el lado derecho y luego hacia el lado izquierdo. Haga una serie de 10 repeticiones de flexiones laterales para aliviar el dolor producido por la artrosis de cuello.
  • Rotacion lateral de cuello: Sentado o parado, mantenga el cuello recto. Ahora mueva la cabeza hacia su derecha, sin mover la cabeza hacia atrás o hacia delante, hasta que no se sienta una especie de estiramiento. Gire primero el cuello hacia el lado derecho y luego hacia el lado izquierdo. Haga una serie de 10 repeticiones de flexiones laterales del cuello para aliviar el dolor.
  • Movimiento de hombros: Eleve sus hombros lo más alto posible y luego déjelos caer por completo. Repita este movimiento 5-6 veces. Luego, incline los hombros hacia atrás en un movimiento circular (levante los hombros hacia arriba, inclínelos hacia atrás, déjelos caer, y luego llévelos de nuevo hacia delante). Repita este movimiento de 5-6 veces, y luego mueva sus hombros en un movimiento de avance circular (similar al anterior, pero hacia delante). Todos estos movimientos del hombro lo ayudan a relajar los músculos de su cuello y espalda. Observe cómo se siente cuando los músculos están relajados y trate de mantenerlos de esa manera.

La Artrosis Cervical puede alterar la rutina normal de ejercicios porque los movimientos pueden ser dolorosos o incómodos. Si ese es el caso, cambie a un ejercicio de bajo impacto como nadar o andar en bicicleta. Es importante que se mantenga en buena forma física, ya que puede ayudar a retardar la progresión de su enfermedad y mitigar los síntomas dolorosos.

© 2011. Todos los derechos reservados | http://www.artrosiscervical.com